sábado, 19 de septiembre de 2009

Paseo por la Albufera de Valencia

Este fin de semana tenemos el placer de recibir a la prima Mónica de Barcelona. Hoy ha conocido a nuestro renacuajo, y como buena logopeda que es, le ha hecho un buen reconocimiento de arriba a abajo, y la verdad es que no nos podemos quejar. Está hecho un artista.
Después de una buena siesta, hemos puesto rumbo a la famosa Albufera de Valencia para dar una vuelta en barca y disfrutar del entorno y de las aves. Es cierto que hemos pensado muchas veces en llevar a Eyasu a conocer uno de los humedales más importantes de Europa, con la embarcación típica de la zona, pero como siempre pasa, tenemos que aprovechar la visita de un forastero para animarnos a hacer la excursión.
Hoy, además, ha habido una emoción extra. Nos hemos acercado a unos campos de arroz para que Monica se lleve a Barcelona una planta de arroz, con sus espigas y todo. Ahora es la temporada de recolección, y las plantas se muestran en todo su esplendor. La nota cómica la ha puesto Pat, que con el afán de arrancar la planta más hermosa, casi acaba dentro del campo.
Una vez en el embarcadero, hemos pillado al barquero por los pelos. De hecho, sus dos compañeros ya estaban poniendo rumbo al puerto de Catarroja para terminar la jornada. Al final se ha llenado la barca, y Eyasu ha disfrutado como un niño (faltaría más) viendo los patos y las garzas reales volar sobre nosotros y nadar cerca de nuestra barca.
Volviendo al embarcadero hemos podido disfrutar de una hermosa puesta de sol desde la Albufera, pensando en los perritos calientes que nos esperaban en casa para cenar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada