domingo, 20 de septiembre de 2009

El oro de Polonia

Nadie dábamos un duro por esta selección de baloncesto. Yo me incluyo. Pero al final se impone la lógica y, como siempre, gana el mejor.
Sigo pensando que con un conjunto de jugadores tan excepcional, poco tiene que ver el entrenador. En cierto modo es el que pone a los jugadores en pista, y salvo una locura de ponerse a jugar con 5 bases, la carne en el asador la ponen los jugadores.
Dentro de mi masoquismo periodístico-deportivo (no trago a los presentadores de los deportes de Noticias Cuatro, pero sin embargo no me los pierdo para poder rajar), estoy deseando ver mañana con qué noticia abren el turno de los deportes. ¿Quizás el nuevo peinado de Cristiano Ronaldo? ¿Darán tanto la brasa como cuando la selección de fútbol ganó la eurocopa? Ahora sólo les queda por ganar el mundial a los chicos de las pataditas.
Enhorabuena a los campeones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada